La Semilla Del Ingles

Resumen del contenido del libro:  

  • Bilingüismo en el desarrollo del cerebro  
  • Las emociones y la motivación en el aprendizaje  
  • Identificación cultural y aspectos sociales  
  • Método de Educación Vivencial  
  • Técnicas de aprendizaje-ensenanza  
  • Música y audiovisuales   
  • Palabras, frases y contexto en inglés de las rutinas diarias en cada de una de las etapas del desarrollo del cerebro infantil de 0 a 5 años  
  • Pronunciación y técnicas de auto corrección gramatical  
  • Experiencias de padres, anécdotas, consejos y fuentes de mayor información 

  

Formato del libro:

Fisico, eBook y audiolibro 

Fecha de publicacion:

Septiembre de 2022 

Precio Preventa libro en formato fisico: 50$US (incluye envio + eBook + audiolibro) 

 

La razon del libro

 

Cómo no dar lo mejor de mí a esa personita que durante sus primeros años me miró con admiración y que no tuvo mejor lugar en el mundo más que estar en mis brazos!  

Así es, desde hace cinco años soy padre. He decidido caminar por este camino con la mayor dedicación posible, he tratado de rebajar la velocidad de mi carrera profesional al mínimo, lo suficiente para generar ingresos y he invertido todo mi tiempo libre y el tiempo que hubiese dedicado al resto de mi familia, amigos, ocio y descanso propio para concentrarme en la educación y desarrollo de mi hija.   

No intento echarme flores, solo intento explicar que convertirme en padre me ha cambiado la vida y que para poder enseñar con el ejemplo a mi hija, he tenido que volver a educarme, dejar malos hábitos, olvidar lo aprendido y volver a aprender de nuevo, desde lo básico, como nutrición, respiración y cuidado del cuerpo hasta aspectos más complicados como psicología infantil, pedagogía, finanzas... inglés.   

Dije Inglés? Si, todos sabemos la importancia del inglés, cierto? Pues, yo no quería que mi hija empiece a estudiar inglés a sus 4 o más años de edad, me puse como meta la idea de que mi hija tuviese el inglés como idioma materno incluso antes de que ella naciera; pero me topé con una serie de prejuicios. Primero, los prejuicios que yo mismo tenía y, una vez que los pude superar, tuve que superar los prejuicios de otras personas de mi círculo y de los prejuicios generales de la sociedad hispana. Pero, sobre todo, tuve que superar el principal obstáculo, el no saber casi nada de inglés. La idea de que yo pudiera enseñarle o hablarle a mi hija únicamente en inglés sonaba a locura.  

Mi hija nació en Colombia, en un entorno donde solo habría escuchado y aprendido español, su madre y toda su familia son latinos y yo, por mi lado, otro tanto de lo mismo. Todos somos hispanos, incluso en nuestro círculo cercano de médicos, profesores y amigos solo se hablaba español. Si yo no cambiaba algo en esa fórmula, las probabilidades de que mi hija tuviese el inglés como idioma materno eran casi nulas, considerando que yo tampoco lo hablaba muy bien.   

He intentado delegar la responsabilidad de enseñarle inglés a mi hija a una niñera o a un profesor o una guardería; sin embargo, algo no me gustaba, la calidad del tiempo que ellos ofrecían no era lo suficiente. También he buscado grupos de apoyo a padres latinos que quisieran que sus hijos hablen inglés, pero no existían; solamente he encontrado grupos para padres mixtos, donde uno de ellos era anglófono y el otro latino, y ahí yo no encajaba. En los institutos de inglés tampoco encontré la solución ya que ellos solo aceptaban a niños a partir de 4 años. El panorama no era muy favorable, sobre todo porque mientras más tarde mi hija se expusiera al inglés ella no lo aprendería como idioma materno. Yo debía tomar una decisión rápido y decidí adoptar como propio ese idioma y poner la semilla del inglés en la vida de mi hija.  

En estos años he perdido la cuenta de los libros que he leído, de los cursos que he estudiado, de la información que he ido compilando y compilando y, sobre todo, poniéndola en práctica, primero conmigo mismo para luego transmitir ese conocimiento a mi hija. Pero les puedo asegurar que convertir el inglés en algo mío fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, ya que antes de que mi hija cumpliera cuatro años ella ya estaba hablando inglés como su principal idioma y yo, personalmente, lo había mejorado notablemente, al grado de que nunca he tenido la necesidad de hablar en español a mi hija. Yo había logrado poner la semilla del inglés en su vida y ahora ella lo tiene como idioma materno. Actualmente, ella está en camino a ser bilingüe, inglés-español, además de estar adquiriendo otros idiomas adicionales con el mismo método, pero eso será otra historia.  

Me habría gustado tanto conocer a una persona que ya hubiese recorrido este camino, de enseñar a su bebé un idioma que no es el propio, y que me hubiera compartido toda esta información, anécdotas, experiencias y, saben que?, sobre todo me habría gustado que me dijera que sí se puede, que no hay que tener dudas, que no importa lo que digan algunos familiares, amigos o profesionales atados a tradiciones culturales caducas. Me hubiera gustado saber que también hay personas mejor capacitadas y con la mente abierta que ya vivieron esa experiencia y que me dijeran que va a ser un trabajo duro, pero que sí se puede.  

Ahora, yo quiero ser esa persona que dice que sí se puede. Quiero dar una mano a esos padres que se encuentran en la misma situación en la que yo me encontraba hace cinco años. Por eso, voy a publicar en los próximos meses una guía donde condenso cinco años de experiencia enseñando inglés a mi hija, aprendiendo yo primero, no por medio del estudio de leyes gramaticales, sino por medio de rutinas diarias y la educación vivencial. Paso a paso, desde el momento que se decidan a ser padres o madres.   

No pretendo que sea un guía definitiva y milagrosa, ya que cada niño y cada padre y cada situación es muy diferente, pero estoy seguro que esta guía será un mapa general que ayude a llegar al objetivo: poner la semilla del inglés dentro de la vida de nuestros hijos. Para ello, proporcionaré la información práctica, las experiencias reales, las fuentes y bibliografía donde cada padre o madre puede obtener mayor información.  

Tampoco pretendo ofrecer un curso de inglés ni mucho menos, simplemente deseo compartir el método que ya aplicaron otros padres y que yo he experimentado con éxito con mi hija, para que ella tenga el inglés como idioma materno a pesar de tener padres latinos y de tener un contexto familiar y social solo en idioma español.   

Por último, quiero anunciarles que esta guía será publicada en formato libro físico, eBook y Audiolibro. Si quieren tener mayor información pueden escribirme o reservar un ejemplar de la primera edición realizando una pre-compra en nuestra pagina web.   

¡Muchas gracias!  

Hernán  

  

  

P.D. También estamos trabajando en un nuevo disco con las canciones que yo he utilizado para enseñar inglés a mi hija. Se trata de un repertorio de canciones infantiles populares en inglés versionadas a nuestro estilo musical. Si quieres apoyar económicamente en este u otro proyecto en los que estamos trabajando puedes unirte a la Familia de socios productores. Un saludo y muchas gracias por leerme!